HTTP Error 404: Seguridad no encontrada

7307494734_d6fcca0481_z

El presente artículo fue publicado en Tu Poder Gt el 7 de abril de 2015.

La campaña populista por la seguridad ya pasó de moda. Ahora lo cool es ir por Guatemala vertiendo discursos vacíos y colgando anuncios ofreciendo empleos. Al mejor estilo de las hadas de los cuentos para niños, los candidatos que ansían aferrar para sí el trono en las próximas elecciones, prometen crear mágicamente miles de empleos.

Uno salió con una propuesta de ley a la que tituló “Ley Baldizón del Empleo” y además colgó letreros por todo el país en los que sugiere que Guatemala necesita un LIDER (con letras rojas) que genere empleos. Otro, menos descarado, colocó anuncios en tonos anaranjados en los que menciona que Guatemala necesita trabajo y no promesas. La tercera, salió por todo el país vestida de verde prometiendo plazas de trabajo. Habrá que esperar a que el resto del arcoíris de partidos políticos se una a la campaña.

La propuesta más específica es la del partido rojo y busca, en palabras de un documento (muy mal redactado) que se encuentra en el sitio web de dicha agrupación, “mejorar las condiciones económicas para incrementar niveles de empleo, mejorar la competitividad para lograr desarrollo económico del país, y promover y aumentar las inversiones nacionales e internacionales en el país(…) con el sector público como el mayor empleador”. La idea central que promueven todas estas agrupaciones políticas es que el dirigismo estatal sea el medio para disminuir el desempleo y mejorar la calidad de vida de los habitantes de nuestro país. Lo cual no es nada más que un mito.

No debemos ver el empleo como un fin en si mismo sino como un medio para la generación de riqueza. Es muy distinto crear un puesto de trabajo artificial en el que se remunere a un individuo por una actividad inútil a dar un a plaza a aquel que trabajará en respuesta a una necesidad del mercado.

De forma más concreta, podríamos hablar de una empresa que ofrece servicios de cuidado de mascotas durante las vacaciones de verano, si la demanda del servicio crece, es muy probable que esta emplee a más cuidadores de mascotas. En contraste, el gobierno podría crear centenares de plazas, pagadas con dinero expoliado de los tributarios, dentro de la inútil burocracia estatal, en respuesta a una promesa clientelar y no por una demanda real del mercado.

Al final, las actividades por las que estos nuevos funcionarios públicos recibirían un salario fácil, solamente los beneficiaría a ellos y a su vez los desincentivaría a ser más productivos pues Papá Estado siempre estará allí para pagarles por realizar un ¿trabajo? infructuoso como por ejemplo, el de cavar hoyos y volverlos a tapar. Pues el objetivo de estas políticas que está de moda ofrecer, es simplemente emplear a tanta gente como sea posible.

De un momento a otro, los gobiernos terminan enfrentándose a un sistema insolvente en el que deben hacer fuertes recortes en las plazas si no desean caer en una depresión que desplome el aparato estatal. Pues con un poco de sentido común, podemos determinar que políticas como esas disminuyen la existencia de riqueza real pues como los servicios que prestan dichas plazas de empleo no son generadores de riqueza, llevan a los Estados a promover un consumo y no un crecimiento del capital.

Abramos los ojos, seamos intelectualmente honestos y entendamos que cuando se trata de generación de riqueza, el gobierno no es más que un ancla. Si lo que deseamos es una mejor calidad de vida para todos en nuestro país, debemos rechazar las promesas populistas de todos estos autoproclamados líderes patriotas y solidarios que en esta temporada ofrecen mágicos puestos de trabajo. La solución no está en que ellos hagan sino en que dejen de hacer. Debemos exigirles que se mantengan al margen de la economía y que den rienda suelta al ingenio individual y a la productividad del libre mercado.

Mientras tanto me pregunto: ya fue solidaridad, seguridad, ahora empleos ¿la próxima temporada con qué bufonada resultarán?

Laissez faire et laissez passer, le monde va de lui même!

¡Dejen hacer y dejen pasar, el mundo sigue su curso por sí mismo!

Anuncios

2 comentarios en “HTTP Error 404: Seguridad no encontrada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s